A buscar la compatibilidad sexual

por Astrid Gallego


Vivimos en una sociedad super erotizada, pero por esta misma razón, siempre encontramos por ahí personas que piensan que eso del sexo está sobrevalorado y que en una relación de pareja la solidaridad, el compañerismo y claro una buena comunicación, son los únicos pilares sobre los que descansa el amor.

La compatibilidad sexual, ese click que hacemos con algunas personas se da o no se da, y tiene relación con la sincronía en el deseo, el gusto por el olor corporal del otro, el acoplamiento que hagamos de nuestros genitales, los juegos que nos hacen sentir cómplices, el querer complacerse mutuamente y el imaginario sexual dado por nuestra educación, valores, roles, cultura…

Creo que todas alguna vez hemos estado en una relación con quien no nos sentíamos del todo bien, pero abrigábamos la secreta esperanza que eso mejoraría con el correr del tiempo y desgraciadamente con los días las vanas ilusiones se desvanecieron y eso sólo pudo empeorar.

Por el contrario hay personas con las cuales todo fluye sin problemas y nada supone un obstáculo para intimar porque en últimas eso es lo que buscamos con las relaciones sexuales, acercarnos a esa persona como nadie más lo puede hacer pues con tus amigos puedes compartir secretos, risas y abrazos, menos eso.

Por eso al escoger pareja hay que dejarse llevar por las sensaciones, por la piel y menos por aspectos como el dinero; la posición social, el éxito profesional o que sé yo…razones todas esas que no nos aseguran esa sonrisita y ese brillo en la piel que se produce cuando estamos sexualmente satisfechas o como diría una amiga española “bien follada”.

Niñas dense cuenta que uno no podrá vivir con alguien por mucho tiempo si no se siente satisfecha sexualmente puede ser que este surja naturalmente o puede ser cuestión de hablar, de ir conociendo su mapa erótico, sus fantasías, adaptarse y ajustarse a determinadas situaciones y si realmente quieres a esa persona inténtalo, pues se puede crear esa compatibilidad poniendo de nuestra parte; yendo despacito y respetando gustos y probando cosas.

 

 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Login

×

Ventana Registro

×

Ventana Modal

×

Quiero ser Bloguero

×

Código de ética

×

Términos y condiciones

×

×