Artículos Recientes

Sangre, lágrimas y sudor: la industria de la moda.

por Laura Andrea Torres

Pésimas condiciones laborales, poca seguridad y salarios por debajo de los tres dolares al día. A eso hay que sumarle los impactos ambientales, químicos y psicológicos que la industria de la moda, la segunda más contaminante del mundo, tiene. Este texto de dos partes es un intento de concientizar al mundo acerca de las nefastas implicaciones de la moda.

El derecho que nos quedaron debiendo.

por Laura Andrea Torres

Hablemos del aborto, pongámonos delicados. Hice un análisis jurídico, moral y social de lo que implica que la interrupción voluntaria del embarazo no sea plenamente legal. El aborto es un derecho que las mujeres nos merecemos y que el Estado colombiano nos ha debido desde hace mucho tiempo.

Quiero ser una estrella porno.

por Laura Andrea Torres

Uno llegaría a pensar que las actrices porno son mujeres que se han empoderado y son capaces de gritarle a este mundo machista y consumista: soy la dueña de mi sexualidad y la exploto a mi manera. Suena bien, ¿no? Nada más libre que decir: me gano la vida con mi cuerpo…so what?.

Del maldito egocéntrismo que tenemos todos. Sí, incluso usted, que cree que no.

por Laura Andrea Torres

A nadie le gusta admitir que es egocéntrico. Es más, muchos ignoran que lo son, pero en el fondo, todos tenemos a este monstruo que nos hace creer que la manera en la que nosotros vemos el mundo es la única correcta. Ser egocéntrico no significa únicamente adorarse todo el tiempo y halagarse, sino además, y es lo más terrible, implica subestimar cómo viven, piensan y sienten los demás.

Esa tal pensión de vejez a los 57 años no existe.

por Laura Andrea Torres

La discriminación hacia las mujeres es tan palpable que incluso las oportunidades y condiciones laborales a las que deben enfrentarse son peores que las de los hombres. Uno podría decir que el que la edad de jubilación sea menor para ellas es un modo de mediar la desigualdad de la que son víctimas día a día. No obstante, una de esas organizaciones internacionales que poco puede aportar al progreso de un país como Colombia, propone equiparar la edad de jubilación de las mujeres a la de los hombres, bajo el argumento de que esto solucionaría la discriminación que existe hacia ellos. Ahí está el debate; a continuación explico por qué esa súper idea no es tan súper como muchos piensan.

Ventana Login

×

Ventana Registro

×

Ventana Modal

×

Quiero ser Bloguero

×

Código de ética

×

Términos y condiciones

×

×