No existen hombres confundidos 

por Ana Lucía Rey


Sí, definitivamente no existen hombres confundidos. “Es que no eres tú, soy yo”, “es que yo soy mucho para ti”, “es que tú te mereces algo mejor”. ” Tal vez, en otro momento de mi vida”, ” es que no estoy listo para comprometerme”, “es que no te puedo hacer feliz”….¿Les suena familiar?

 

Seguramente, a muchas de nosotras nos han salido con estas frases victimizantes. Frases que carecen de todo sentido. Que nos confunden, e incluso, sacan toda nuestra hermana de la caridad interior. “¡Pobres ellos!”, pensamos.

 

Y lo peor de todo no es eso, sino que nosotras, en nuestra ingenuidad, nos hacemos el ‘pajazo’ mental de que nos aman, pero, qué pesar, están confundidos ¡Falso!
 Artículos relacionados: No te conformes con menos de lo que te mereces

 

El que quiere estar con uno, por más difícil que sea la situación, saca las agallas para quedarse ¿Cómo? No sé. Los demás, solo buscan excusas. Arman su libreto de mártires y esperan que uno se conmueva, pero no.

 

Tal vez, en otro momento de mi vida”, ” es que no estoy listo para comprometerme”, “es que no te puedo hacer feliz”….¿Les suena familiar?

 

Cuando un hombre duda si la quiere; sencillo, no la quiere.


Cuando la trata como si no fuera su prioridad, créale.

 Cuando se niega a pasar tiempo con usted, es porque tiene cosas mejores que hacer.


Cuando no la llama, es porque no la quiere llamar; no porque está muy ocupado.

 Cuando la invita a salir y la deja ‘con los crespos hechos’ es porque definitivamente ya tiene un plan b.

Paremos de engañarnos a nosotras mismas, chicas. Los hombres son básicos, mucho. Para ellos, es blanco o negro; no hay términos medios. Así que apliquen esa teoría también a cómo actúan con ustedes.


Cuando un hombre tiene la voluntad de estar con una mujer, se esfuerza para ser mejor cada día y, lo más importante, se asegura que ella lo sienta.


Cuando no es así, cuando las palabras idílicas que dicen no va con los hechos, es porque no son tan príncipes como nos han hecho creer.

 

Cuando un hombre duda si la quiere; sencillo, no la quiere.


Uno no puede ir por el mundo rehabilitando ‘gamines’, ni mucho menos, ayudándoles a resolver sus confusiones; que así nos neguemos a creer, usualmente tienen nombre y apellido.O, ¿ se han preguntado por qué un día les dicen que las aman y a la semana dicen que ya no? Eso no pasa porque sí.

También te interese leer: Me cansé de rehabilitar ‘gamines’

 

 Ellos son simples, así que no se maten la cabeza tratando de entender por qué el amor que les juraban tener se desvaneció tan repentinamente. O por qué dicen una cosa y con sus hechos demuestran otra.


Metamos un poco de razón al asunto y, seguro así, logremos dar con hombres que en realidad sepan apreciar a la mujer que tienen al lado.

 

 

En Twitter: @AnaLuRey

¿Tienes algo que decir? Comenta

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Login

×

Ventana Registro

×

Ventana Modal

×

Quiero ser Bloguero

×

Código de ética

×

Términos y condiciones

×

×