Aquellas bocas rojas

por Mónica Valbuena H.


Hoy quiero hablar de las bocas rojas, esas bocas que se roban miradas y que hablan de seducción. Le dedico este post a una escena que vi hace poco, una pareja de enamorados, que a nombre del desenfreno crearon un desastre hecho mancha. Pero como este blog es un espacio de moda y no de affairs no entraré en detalles, solo, de ahí mi defensa a los labios rojos, pero a los labios rojos bien llevados.

Una boca roja se ha convertido en casi parte de mi personalidad, y le quiero hacer hoy una oda, un homenaje y comenzar por que no un manifiesto para que todas las chicas se atrevan a usar tonos fuertes en sus labios, aprendan a llevarlos, los conviertan en un accesorio, sonrian con ellos sin temor y con la seguridad que se verán lindas y definitivamente no pasarán desapercibidas, pues unos labios rojos si o si gritan: ¡Aquí estamos!.

También quiero hablar de esos pecados escarlata que debemos evitar a toda costa, pues una boca roja hablará muy bien o pésimo de ti. Cielo o infierno en color carmín.

Los labios rojos comenzaron a llevarse hace mas de 5.000 años cuando los egipcios trituraban piedras preciosas de este color para imprimirle tono a su boca, lo hacian también con yodo y bromo lo que trajo inmumerables muertes por ser sustancias nocivas, esto creó el mito del ‘beso de la muerte’ y un temor en los hombres de ver a sus chicas con los labios rojos.

Cleopatra en su obsesión de llevar una boca roja ordenaba moler escarabajos carmín para lucirlos en sus labios y así el color fuera más impactante.

En la edad media no tenía buena aceptación, por que era usado exclusivamente por prostitutas y relacionado con brujería. La Reina Isabel I le dió un alto grado de popularidad en el siglo VI y puso de moda un look minimalista al llevar la cara pálida y el color acentuado en la boca, no sólo en las chicas,  los hombres también lo hacian gracias a ella, la Reina de los Labios Rojos como la llamaban.Isabel I, a Reina de los labios rojosOdiado y amado, el color rojo en la boca ha sido un fetiche, e íconos del estilo como Marilyn Monroe, Sarah Berhnardt, Marlene Dietrich o Grace Kelly, por nombrar sólo a algunas los han acogido como un símbolo de poder y feminidad.  Representan eso, empoderamiento y fuerza, y fué Elizabeth Arden al entrar a la industria del make up con la barra roja, quien inició una “cruzada” para resaltar con este complemento la independecia y desafío femenino. Ha sido desde allí y siempre símbolo de poder.

Hoy podemos gozarnos innumerables posibilidades a la hora de ‘vestir’ nuestra boca, casas como Yves Saint Lauren -una de mis favoritas-, ChanelEstée Lauder, Lancôme, DIOR… han dedicado especiales esfuerzos para consentir nuestra sonrisa y hacer que cada vez sea un elemento que no falte en nuestro estilo y nos llene de ese poder que solo entendemos las mujeres. !La boca roja (pero bien llevada) es y será siempre, ganadora!

Algunas marcas y referencias con las que podemos ir a ojo cerrado y algunos si y no de los labios rojos:

Shine Lover – Lancome:

Shine Lover Lancome

Rouge Volupté (Red Muse) deYves Saint Lauren, mi favorito:

Diorifique, de la colección Grand Bal Noël de Christian Dior:

 

Rouge Allure de Chanel

 

LOS SIEMPRE Y LOS NUNCA!

Siempre, una boca roja nos hará brillar si el resto de maquillaje es discreto, a mi gusto y estilo – como La Reina de los labios rojos Isabel I – un look un poco pálido se ve genial con una bocaza carmín.

Siempre, hay que revisar los dientes. Muy desagradable y llamativo una sonrisa blanca con un pincelazo rojo.

Llévalo siempre que tu outfit sea minimalista en blancos o negros, así tu boca resaltará y será protagonista.

Siempre hidrata tus labios con lipsbalm como cuidados complementarios.

Siempre elige el tono de acuerdo con el color de tu piel.

Siempre desmaquillate muy bien antes de ir a la cama.

Siempre llévalos con confianza y cree en ti.

Ahora, unas recomendaciones para no desacreditarlos – ni desacreditarnos-:

Nunca pruebes el tono del labial en tu mano pues el color de las manos es más oscuro que el del rostro y la elección del color va muy de la mano con la piel de la cara.

Nunca delinees tus labios fuera de ellos con la teoría de lucir una boca más grande, el color rojo por si mismo da la visual de amplitud.

Nunca, dejar manchas. El color del labial debe estar en su lugar, nunca en los dientes, fuera de los labios, en la taza del café y mucho menos en la boca de tu chico, eso es de espanto.

!Chicas a lucir sin temor esa boca roja!

-Cara Delevigne en la nueva campaña de Rouge pur Couture de YSL -

¿Tienes algo que decir? Comenta

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Login

×

Ventana Registro

×

Ventana Modal

×

Quiero ser Bloguero

×

Código de ética

×

Términos y condiciones

×

×