Buscando visa para un sueño

por MDB


Y estarás pensando que me refiero a una visa literal, quizá la que nos permite ir a trabajar en otro país con “mejores oportunidades”, lo cual suena un poco a disco rayado teniendo en cuenta que este escrito toma como titulo un disco de Juan Luis Guerra en un momento súper oportuno por estar escribiendo desde su isla.

Y si fue justamente ayer que escuche esta canción que me quedo dando vueltas en la cabeza. Buscando visa para un sueño se puede extrapolar a que como seres humanos buscamos visas para cumplir nuestros sueños. Y que es una visa? Simplemente aprobación.

Le contamos a una amiga, a un familiar, a un jefe, que se yo, pero pocas veces decimos no me importa que piense nadie yo voy a hacerle y lo sacare adelante. Estas de acuerdo?

Me remonto a mi ultimo curso que estoy tomando aquí en Santo Domingo y a varias frases que escuche, las cuales procuran volvernos unas mejores personas, lideres de nuestras propias vidas.

“tu eres tu mayor obstáculo”

“que te detiene?”

“que tendrías que cambiar para tener mas satisfacción?”

Entonces uno se quema literalmente el coco pensando porque si es tan fácil no lo he logrado antes? Pues la respuesta resulta mas sencilla de lo que cualquiera pensaría.

Porque siempre estamos buscando aprobación de alguien para hacer lo que queremos. Así crecimos, nuestras mamas sin quererlo nos inculcaron esa necesidad de buscar aprobación. Y perdón que diga solo nuestras mamas pero realmente los hombres son mas básicos que nosotras y ellos poco buscan aprobación entre sus amigos hombres de las decisiones que van tomando. Es mas cuando necesitan aprobación buscan una amiga mujer o a su propia mama, así que volvemos a las mamas. No porque quisieran hacernos daño sino porque de generación en generación van trasmitiendo ese mismo patrón: “Ve y le preguntas a fulanito de tal si esto o aquello” y el peor de todos “Que va a decir fulanita de tal si se da cuenta”.

Estamos a tiempo de empezar a cambiar esto, a ser mas decididas, a creer en nosotras mismas, a no buscar aprobaciones de nadie para cumplir nuestros sueños…a no buscar visa para un sueño.

La única visa que necesitas es la tuya propia y si sientes miedo o ansiedad y aun quieres consultar, hazlo pero no buscando aprobación, sino un consejo. Al final la respuesta siempre estará dentro de tu corazón.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Login

×

Ventana Registro

×

Ventana Modal

×

Quiero ser Bloguero

×

Código de ética

×

Términos y condiciones

×

×