Piloto Automático

por MDB


Las casualidades no existen, me tomo años de mi vida entender que todo lo que vives en este mundo tiene un propósito por mas inverosímil que parezca todo lo que nos sucede.

He transitado mi camino en piloto automático por mucho tiempo, con mi cabeza ocupada en tantas cosas que parecían significar algo en ese momento y entregándole mi energía a gente y eventos que al final carecían de significado, o por lo menos eso era lo que pensaba.

Pero no es así. Todo lo que vivimos tiene un para que, es un paso en nuestra evolución y si lo estamos viviendo es porque hace parte de esa enseñanza que vinimos a experimentar. Fue así como entendí realmente hace pocos meses que nada nos pasa por casualidad.

Después de dejarle al destino mi vida y mal entender el concepto de dejar fluir los eventos un día entendí que las metas y poner la atención y energía en ellas es el paso principal para poder llegar al lugar donde queremos llegar. Las metas deben de ser primero reales y realistas. Y no se trata de obsesionarse ni mucho menos, porque ahí la ansiedad se apodera de nuestra mente y es casi imposible vibrar en la certeza de cumplir lo que nos proponemos. Pero si es necesario hacer un plan de vuelo para nuestra vida, trazarnos objetivos, ponerles etapas con tiempos medibles y eventos alcanzables. Levantarse todos los días con la energía enfocada en ellos y ser lo suficientemente flexible para adaptar nuestro camino ante cualquier eventualidad que se nos presente o ante las señales que emanen mientras caminamos en pro de alcanzarlos.

Ahí fue cuando entendí lo que significaba soltar el resultado. No es dejarlo todo al destino, es trabajar en los pasos que nos trazamos y así llegaremos al resultado final. Es quitarle el piloto automático a nuestra vida.

Y bueno me preguntaran seguramente que pasa cuando por mas que lo trabajemos no lo alcanzamos. Que pasa ahí? Que hace uno?

Ahí es cuando sacamos nuestro GPS interno del que tanto les hablo y recalculamos el camino que estamos transitando. Nos preguntamos frente al espejo, que nos esta haciendo falta para lograrlo. La respuesta siempre esta en nosotros, no en los demás, no en las circunstancias, no en el destino, no en nada que veas externo, la respuesta esta siempre con nosotros.

Nos falta pasión? Nos falta compromiso? Nos falta voluntad? Nos falta disciplina? Algo nos falta, hay que indagar hasta encontrarlo.

La verdad es que las mejores respuestas las encontramos cuando nos miramos al espejo y con realismo y sinceridad nos cuestionamos lo que queremos, lo que vivimos, lo que nos apasiona, a donde queremos llegar y que nos esta haciendo falta para lograrlo.

Tal vez no nos guste en un principio lo que descubramos, tal vez no era lo que pensábamos encontrar, pero al final cuando nos enfocamos en lo que podemos hoy y en lo que tenemos ya – y no en lo que no – nuestro propio plan de vuelo es la ruta. Cuando quitamos el piloto automático de nuestra vida vivimos la gloria de volar como queremos. Cuando trazamos un plan de vuelo a un destino que sabemos esta a nuestro alcance gozamos la ruta sin sentir que nada nos falta. Ahí encontramos la clave para ser felices pues nos estamos enfocando en lo que tenemos y no lo que creemos querer tener.

Somos el obstáculo mas grande que tenemos en nuestra vida, estamos llenos de miedos, inseguridades, prejuicios, basura emocional que no nos permite ser nosotros mismos en todo el sentido de la palabra, ser totalmente auténticos.

Te invito entonces a mirarte al espejo, trazar tu plan de vuelo, prender tu GPS interno, quitar el piloto automático y recalcular la ruta para alcanzar la felicidad en tu vida.

Se notara que estoy escribiendo esto mientras voy montada en un avión?

Bueno pues los que me conocen saben de mi practica de encontrar analogías y mientras vuelo a pasar mi cumpleaños en una ciudad donde no nací, con el principal objetivo de recalcular mi retorno astral y empezar un nuevo año alrededor del sol, les dejo este articulo producto de mi GPS interno.

Los aviones no llegan a su destino casi siempre por error humano. Errar es parte de la vida. Prevenirlo es señal de madurez.

 

Y a ti que te impide apagar el piloto automático y tomar el control de tu plan de vuelo?

Gracias Juan Carlos Londoño @juancalondono11 por escribir este articulo conmigo.

Foto de @Sherrat – Sergio Herrera en NYC

¿Tienes algo que decir? Comenta

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Login

×

Ventana Registro

×

Ventana Modal

×

Quiero ser Bloguero

×

Código de ética

×

Términos y condiciones

×

×