Adiós, mi bombón

por Lupita Guerrera


Les ha pasado que van cerrando algunos ciclos, (en mi caso terminación de contrato laboral) y deben despedirse de sus compañeros, estos loquillos que han estado con ustedes un par de días, meses, que compartieron más de 8 horas diarias y vivieron más de una fecha especial, con quienes almorzaron, desayunaron en algunas ocasiones, comieron y también una que otra vez compartieron una cerveza. Pues bien, hoy le escribo a ellos y en especial a uno al cual no logré despedirme como quería. (Mientras escribo veo en Netflix “De amor y otras adicciones”).

 Estimado Compañero:

Hoy quiero escribirle estas palabras, lo anterior por que el jueves no pude despedirme de ti.

El último día que tuve la casualidad de verte, (porque verte era mi mejor casualidad), planeé en mi cabeza la manera cómo iba a despedirme de ti, aunque también debía despedirme de lo demás.

Al pasar las horas de ese día un montón de sentimientos llegaron a mí, tengo que aclararte que dejar la compañía para la cual he trabajado los últimos años me es realmente difícil, esta empresa me formo como la profesional que soy hoy en día y me dio la oportunidad de aprender muchas cosas.

Volviendo a ti, solo me resta decirte que ese día me hubiese encantando verte a los ojos y decirte lo siguiente: “Bombón, lamento no haberte conocido un poco más, deseo para ti el mejor de los éxitos y un montón de nuevas aventuras que te llenen el corazón y la vida de mucha alegría, sé que vendrán cosas mejores para ti y que esta experiencia que estamos cerrando (el proyecto) nos dejó buenos momentos que espero recuerdes por un par de días más, llámame cuando necesites de mí, cuando quieras ver un película o tomar una cerveza o simplemente si deseas verme” , estas palabras las hubiese dicho mirándote a los ojos y en medio de un mega abrazo de esos que juntan corazones. Y tú me hubieses visto con los ojos llenos de lágrimas y quizás te hubieras enternecido un poco y me hubieses dado un beso en la mejilla, y quizás tu …. bueno no sé qué me hubieses dicho tú.

Pero las cosas no fueron así, con el caer de la tarde me fui sintiendo un poco más nostálgica, y supe que si alguien me abrazaba iba a romper en  llanto y no quería que esta fuese a última imagen que nuestro ex equipo de trabajo tuviese de mí, por esa razón solo me acerque a ti (con mi inmensa maleta) , y me despedí con un beso en la mejilla y solo pude decirte “adiós, que estés bien”, no recuerdo bien lo que me dijiste porque en ese momento solo deseaba que me abrazaras fuerte muy fuerte, y aunque siento que intentaste esto último yo no te deje. :(

Por otro lado, no creo que me atreva a llamarte, me da pánico pensar que no me vas a responder, tampoco creo que te escriba al WhatsApp porque creo que me dejaras en visto y no me vas a responder y créeme no quiero eso para mí.  Por eso te escribo este blog, que quizás leas y quizás te animes a escribirme o llamarme o buscarme o quizás no pase nada, pero me ayuda a desahogarme un poco.

Mi querido Bombón gracias por el tiempo que me dedicaste fue muy agradable conocerte, y me encantaría volver a verte. :)

Cuídate,

Con inmenso cariño, Lupita.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Login

×

Ventana Registro

×

Ventana Modal

×

Quiero ser Bloguero

×

Código de ética

×

Términos y condiciones

×

×