Un brindis por la casualidad de haberte conocido

por Lupita Guerrera


Dice la sabiduría de nuestros abuelos que “cada persona llega a nuestras vidas con algún objetivo, bien sea para que aprendamos, desaprendamos o simplemente para nada”. Con esta reflexión tan verídica arranco mi blog del hoy.

Resulta que durante algún tiempo he estado dedicada única y exclusivamente a mi hijo y a mi trabajo, me cerré a buscar otro tipo de actividades que me permitieran complementar mi rol de mamá y de trabajadora, lo que hace que en este momento tenga muy pocos amigos (aunque los que tengo son realmente muy buenos),  esto hace que de vez en cuando quiera y desee tener más personas con las cuales hablar, salir a comer, ir a cine,  realizar actividades de campo, en fin todo eso que hacen los amigos dentro y en fines de semana.

En el trabajo que estoy actualmente he conocido a personas realmente fenomenales, cada uno tiene sus características particulares y como en toda relación he logrado afinar con unos más que con otros, después de todo sé que mi personalidad no es tan fácil. (¡tampoco soy una bruja, eh!!)

En mi búsqueda por ampliar mi grupo de amigos he logrado hacer una amiga muy especial, con ella he compartido no solo el escenario laboral sino también el familiar y el personal, esto se da porque las dos (a mi criterio) somos muy afines, las dos somos madres, somos contemporáneas, tenemos la misma carrera y lo mejor nos comprendemos, nos preocupamos por la otra y nos escuchamos sin juzgar y siempre estamos abiertas a escuchar consejos y a reírnos la una de la otra.

A su vez también he encontrado amigos hombres, no han sido muchos pero ellos son realmente buenos, son juiciosos y bastante descomplicados.

En estos días se me presentó la casualidad de salir con uno de ellos, en un ambiente completamente diferente a la oficina, he de confesarles que me encanta estos espacios ,  me alegró la vida poder conversar con alguien que tiene mil historias que contar,  ver la felicidad de otros me hace feliz, por tanto ver la felicidad y la vida de mi compañero (o amigo) me hizo realmente feliz me desprendió por un momento de mi rutina, de igual forma pude también contarle otra parte de mi vida, nos compartimos esos detalles que siempre están en nuestro baúl de cosas por contar y que cuando se presenta el momento perfecto con la persona perfecta logran fluir sin restricciones.

Por tanto, he de decirle a mi querido amigo (si me permites llamarte así), que me gustaría seguir platicando contigo, conocerte y que me conozcas, intercambiar algunas vivencias y por que no acompañarte de vez en cuando.  En mi puedes encontrar una buena amiga que te puede servir de respaldo para lo que necesites, como sabes conmigo las cosas son bastante intensas, no logro querer a medias, si quiero quiero con ganas, con pasión, con detalles, con algo de locura, con ternura, porque ¿para qué es la vida si no es para brindar lo mejor de uno a los demás?

Por esta razón y muchas otras que me reservo en este momento, le ofrezco mi amistad, para hacer eso que hacen los amigos, para que me recuerdes lo bueno de la vida y que me enseñes a confiar nuevamente, que me retes a ser mejor con el día a día, y que me permitas también retarte, que compartamos uno que otro momento y que de vez en cuando se presenten diferencias pero que siempre logremos limar esas asperezas. Me permito soñar por un momento solo porque has aparecido en el momento que necesito de alguien como tú en mi vida. (no te asustes no es para que te cases conmigo ni mucho menos).

Quedo atenta a tu respuesta y brindo por la casualidad de haberte conocido.

 

Lupita G.

 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Login

×

Ventana Registro

×

Ventana Modal

×

Quiero ser Bloguero

×

Código de ética

×

Términos y condiciones

×

×