CON – VIVIR ¿No basta?

por Adriana Conrado


Cuando no se tiene mucho presupuesto para vivir en el extranjero, no sólo se debe trabajar en diferentes puestos hasta encontrar el que pueda satisfacer tus necesidades y además tenerte contenta/o; necesitas también compartir gastos con personas que pueden ser tu compañía en esta etapa de adaptación.

Compartir vivienda, gastos, quehaceres del hogar y la convivencia, es difícil. Nadie dijo que sería fácil.

Y allí es cuando salen a flote todos nuestros caprichos, enseñanzas y mal crianzas en algunos casos, del hogar donde crecimos. En el mío, durante 22 años (súmenle cuatro que vivo por fuera).

Cuando llegué a la ciudad y mientras me adaptaba a todo lo que les he confiado en los anteriores post del blog, tuve que compartir el camino con varias personas en un departamento. Ellos, se hicieron cómplices de mis aventuras y de estudio, y quizás no vivimos tantos momentos felices ni buenos porque hubo muchos conflictos en la convivencia, pero las situaciones de alegría, fueron suficientes para abrazarlos de vuelta, al recordar.

Hay que ser conscientes que ya no están papi y mami con nosotros para aguantarnos nuestras pataletas, porque se comieron mi postre preferido, porque no pudiste hacerme un favor, o sencillamente porque mi hermana me insultó. Ahora eres tú y tu camino, nada más.

Muchas veces no somos conscientes de lo que hacemos y cómo manifestamos nuestras inconformidades, es allí donde entran los conflictos.

Situaciones hipotéticas

Habitante número 1:

El oso perezoso

Siempre, en todas las casas del mundo hay un personaje perezoso, llamémoslo el oso perezoso, su misión consiste en desesperar a la manada con su actitud, y en la mayoría de casos, logra desordenar el nido a su pasar.

Al oso no le importa si están haciendo aseo dentro del nido, si con esfuerzo trapean, barren, sacuden y quitan cualquier tipo de mugre, grasa o suciedad del camino. Él en ese momento, justo en ese momento, desea quitarse sus zapatos, ponerlos en la mitad del living y dejarlos allí, mientras otro, pasa a su lado arreglando el camino.

El oso no tiene sus deberes a tiempo, siempre se atrasa cuando le corresponde el aseo, o los pagos. Pero todo lo anterior lo compensa con su alegre, dinámica y divertida forma de ser.

“Cógela suave niña” , te puede decir si lo retas o regañas por su desorden, es el bacán de la manada, y entre sus objetivos está hacer sonreír al grupo en momentos de crisis, o imprudencias en momentos de conflictos.

"Cógela suave niña..." Ilustración por Gato RC
“Cógela suave niña…”
Ilustración por Gato RC

 

Habitante número 2:

El león alpha

Si bien en algunos momentos, el león suele ser tranquilo, en otros suele desesperarse hasta alcanzar a su presa, o ser el aburrido de la manada que gruñe cuando está hastiado de vivir con los mismos.

La actitud del león alpha es demostrarse que él y nadie más, tiene la razón. Lo seduce el aroma a deliciosas recetas y ser el “chévere” del grupo, pero por momentos se transforma en lo opuesto, al que le desesperan las recetas de siempre y al que le amarga cuando lo contradicen.

No tiene ni idea de los juicios que emite hacia los otros, sin embargo, entre menos esté en el nido, mejor, pues los otros se desesperan porque él no desea compartir, y él se desespera que siempre sea lo mismo.

Sólo llega para dormir, y gruñe bien fuerte si se meten con él para molestarle su pasiva siesta matutina.

"¡Cuidado!" Ilustración por Gato RC
“¡Cuidado!” Ilustración por Gato RC

 

Habitante número 3:

El falso camaleón

El camaleón es uno de mis animales favoritos, sin embargo, éste personaje es un poco complejo para la convivencia armoniosa.

Su facilidad de adaptación sorprende, y a veces es sospechosa, ¡cómo puede haber un animal que se adapte a los cambios tan fácilmente!

Su actitud de entenderlo todo y tener a todos en su bolsillo es típico de él. No le gusta meterse en problemas, sin embargo es el causante de varios de los conflictos, por no elegir su posición. Es verde, pero también amarillo; es rosa, pero también azul.

Finge ser el amigo de todos, en algunos casos es así, pero en otros tantos puede mentir.

Utiliza sus encantos para atraer a los otros miembros de la manada de su lado, y hace que ellos lo defiendan a capa y espada.

Habitante número 4:

La cigarra

¿Sabían que el canto de la cigarra alcanza los 120 dB? Justo antes del umbral del dolor en la audición humana (130 dB).

Nuestra amiga la cigarra, como ya se podrán imaginar es muy habilidosa, pero se queja constantemente cantando. Algunas veces su canto ensordecedor, efectivamente no lo escuchamos porque nos deja sordos, y entonces toma represalias frente a los otros.

Su estado de ánimo cambia constantemente, y es muy fácil de prever su siguiente movimiento, sólo basta con verla un par de veces en distintas circunstancias. En la siguiente, la tienes tan calculada que al toque, sabes cómo actuará.

La cigarra es cómplice, amiga y muy mamá, sin embargo cuando desea llamar la atención se queja, canta y/o grita de manera insoportable.

Habitante número 5:

El pavo real ¿o no?

Cuando un pavo muestra su plumaje, suele ser por dos motivos: uno de ellos es el coqueteo al sexo opuesto o para intimidar a su contrincante.

Creo que la descripción es bastante acertada para un habitante universal dentro de nuestro hogar de paso en el extranjero, cuando identificamos al coqueto de la “familia”, al que le gusta llamar la atención con su apariencia, y que así mismo saca a relucirla en momentos de crisis y conflictos de la manada.

"Te puedes quejar...aquí" Ilustración por Gato RC
“Te puedes quejar…aquí”
Ilustración por Gato RC

 

Si juntan a todos estos animales en una celda del zoológico, posiblemente el león los devore a todos, o posiblemente todos saquen a relucir sus habilidades y agarran lo que pueden para atacar o para sobrevivir.

¿Cuándo dejó de llamarse convivir para llamarse sobrevivir?

Es ahí cuando las decisiones difíciles y duras debemos tomarlas para crecer.

La manada se separa al darse cuenta de las dificultades y cada quién agarra su camino.

¿Por cuántas manadas has pasado?

 

Nota: Algunas de las situaciones descritas anteriormente son ficticias.

P.D: Les pido mil disculpas a los seguidores :) por haber publicado a deshora, prometo no volver a abandonar mi horario habitual!

Recuerden que nos encuentran en Facebook así: Vivir en el extranjero

Y los garabatos de Gato RC los encuentran aquí y aquí

¿Tienes algo que decir? Comenta

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Login

×

Ventana Registro

×

Ventana Modal

×

Quiero ser Bloguero

×

Código de ética

×

Términos y condiciones

×

×