Esas no son penas

por CangrejoPerez


Con el tema del grave error en la ceremonia de elección y coronación de la nueva Miss Universo quedan grandes lecciones no solo para un país sino también para un mundo entero que a diario se debate entre odios y amores, un mundo en el que pareciera que cada quien es dueño de la verdad absoluta y no admite que los demás piensen diferente a ellos.

Para nadie es un secreto que lo ocurrido el día domingo fue un completo desastre que nos dejó muy golpeados a todos, es como si nos hubieran robado la corona y la tranquilidad, es como si un evento que pareciera ser tan superficial tocó los corazones de tantas personas que sentimos propia la pérdida. Es como si nos hubiésemos unido por un momento en un solo país defendiendo los derechos que una mujer además de hermosa y valiente como Ariadna Gutiérrez se había ganado con gran esfuerzo y sacrificio.

Nadie ponía en duda que la belleza de Ariadna es una belleza que sobresale en cualquier parte del planeta, sabíamos que teníamos la corona de Miss Universo de nuevo en nuestras manos pero por desgracia infinita y un error garrafal todo terminó siendo una catástrofe universal.

Pero aquí la vergüenza no es para la señorita Colombia y tampoco para Filipinas, la vergüenza es para una organización que ha dejado mucho que desear en los últimos años, y aunque ahora Trump no es el dueño del rancho, no se puede negar que lo ocurrido es uno de los mayores errores en la historia de la televisión, es un certamen que sobrevive gracias a su pasado ya que su presente es poco alentador.

Otra de las grandes vergüenzas es ver cómo nos seguimos atacando entre unos países y otros, como si en todo momento fuese necesario estar viendo la paja en el ojo ajeno. Se nos olvida que todos somos latinoamericanos y que las fronteras son simplemente líneas, por encima de todo está la hermandad que nos une como seres humanos hijos de una misma tierra.

Otra gran vergüenza es la que producen aquellos que siguen atacando a sus propios compatriotas por el simple hecho de indignarse por circunstancias diferentes a las que ellos piensan. Es como si tuvieran la verdad absoluta acerca de lo que el resto de la humanidad debe o no hacer, como si indignarse por la pérdida de la corona o por los ataques terroristas en otro país fuese motivo de señalamiento y vergüenza.

Aquí cada quien tiene su verdad y eso es lo que debemos aprender a respetar, ya va siendo hora de que dejemos de crear más violencia a través de redes sociales, va siendo hora de que aprendamos que nuestra verdad no necesariamente debe ser la verdad del resto de la humanidad.

Respecto a Ariadna solo podemos tener palabras de agradecimiento y apoyo, mejor papel en Miss Universo imposible, estuvo a la altura de lo que esperamos y sabemos que son todas las mujeres colombianas: valientes, pujantes, trabajadoras, amorosas y soñadoras.

No me cabe la menor duda de que lo  ocurrido con Ariadna simplemente es un viraje del destino que la llevará mucho más lejos que si hubiese ganado la corona, las puertas que se abren ahora para ella son grandiosas y seguro el éxito se multiplicará para esta mujer, la más hermosa y valiente del universo.

Escribiendo desde lo más profundo del mar,

@CangrejoPerez

Más artículos en CangrejoPerez.com

En Twitter: @CangrejoPerez

En Instagram: @CangrejoPerez

En Facebook: @CangrejoPerez

¿Tienes algo que decir? Comenta

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Login

×

Ventana Registro

×

Ventana Modal

×

Quiero ser Bloguero

×

Código de ética

×

Términos y condiciones

×

×